Ayer pude asistir a la jornada de Viernes del Primavera Sound. Mi jornada comenzó tardía pero muy calurosa y con ganas de escuchar las mejores novedades indie.

El emplazamiento era el Parc del Fòrum, con muchos escenarios situados a diferentes distancias para no colapsar el sonido entre escenarios. Nos disponíamos a pasar una velada de conciertos con muchas ganas y  la primera sorpresa fue la organización para la obtención de pulseras/abonos, estaba muy bien montada.

La parte buena es que podías salir y entrar las veces que quisieras del recinto hasta las 3.00h de la mañana.También se podía entrar comida y agua sin tapones de plástico. Hasta aquí todo perfecto.

Como llegamos un poco tarde, sólo pudimos disfrutar de los momentos musicales finales de la actuación de The Chameleons


El pobre cantante aguantó estoicamente los tropecientos mil grados que hacia en el escenario RAY-BAN.

Después, birra en mano, nos fuimos a una excursión al escenario MINI donde se disponían a tocar Girls. Personalmente fue un gran concierto, animado eso si por sus coristas. El cantante de Girls, con su atuendo estrambótico nos deleito con las canciones de su disco como Honey Bunny, o Lust for Life. Un buen concierto al atardecer para empezar el Primavera.



Cuando acabó nos dirigimos a comer algo y a coger fuerzas porque nos esperaba una jornada dura.
El siguiente concierto era The Cure, el cabeza de cartel. El emplazamiento era el escenario San Miguel. Bastante poco para mi gusto porque fue el que más gente congregó.El sonido fue espectacular y siempre está bien volver a escuchar los clasicos In Between, etc etc.. La gran afluencia de publico y el solapamiento con otros conciertos fueron la excusa perfecta para salir del tumulto de gente para ir a continuar nuestro recorrido.(creo que todavía está tocando Robert Smith y los suyos)


Tenia mucho interés en ver a Sleigh Bells, ya que a Elle et ses Rêves le gustaban mucho y nos dirigimos al escenario Pitchfork. El concierto fue un cúmulo de energía condensada en ese pequeño escenario por parte de su cantante y sus dos guitarras. Temas como Rill Rill , Infinity Guitars o Riot Rythm desbocaron a los asistentes.


Un gran descubrimiento aunque los aficionados a ese post-punk metalero eran un poco extraños, fauna de Sala Apolo arriba un Viernes o Sábado, yo soy más de la 2 de Apolo.

Las solapaciones nos hacian elegir... o The Drums o M83 y tras decidirlo un momento, aunque ya habíamos visto a M83 y me hacia ilusión ver a The Drums, elegimos la galaxia M83. Será porque me sorprendió su directo en Razzmatazz o esa mística que generan en sus actuaciones que tenia muchas ganas de volver a verles y saber lo que iba a pasar. Las hordas de gente también pensaban lo mismo creo..

El concierto fue muy bueno, yendo a saco desde el principio con sus grandes temas como Reunion. La ambientación y la entrega del público sorprendieron hasta el cantante Anthony Gonzalez. El sonido del  bajo falló un poco pero las ganas de la gente hicieron que fuera un grandísimo concierto.



Algunos puristas dirán que M83 ya son muy mainstream y no lo descarto, pero lo que está claro que en directo se superan y si el disco al escucharlo es un .... bueno.. en directo se crecen y llegan hasta el espacio.

El momento mainstream pero no menos apoteósico queda reflejado en este vídeo con los saltos y gritos de la gente con Midnight City.


video


Salimos corriendo porque a 2km teníamos a los The Rapture comenzando su concierto y no queriamos perdérnoslo.La gran voz en directo de Luke Jenner y los suyos es una delicia. Sus falsetes son indiscutibles.Los momentos más esperados fueron cuando cantaron  How deep is your love y Echoes.



En resumen una jornada interesante y con una compañía de lujo. Todo lo que se le puede pedir a un festival.
Hasta el año que viene Sounders!